Esta ha sido, una pregunta que me ha inquietado últimamente. Pues, en el actual panorama político, donde cada día se suprimen los grandes sueños, las grandes ideas y todos los esfuerzos de toda una generación, convirtiéndolas en un valor social para personas que carecen de valor personal, sin sueños, ni metas, que solo viven de las esperanzas y de las fantasías inculcadas por una ambición personal. Estas acciones, son algo insostenible. En la vida lo que más disfrutamos, es el producto de nuestros esfuerzos.

Los sueños de los jóvenes de hoy, no son monocolor, siempre han sido multicolores. Somos una Generación Creativa e Innovadora, con muchos sueños por alcanzar, con grandes desafíos por vencer, con ansias de triunfar y ver nuestras metas cumplidas. Es degradante que se aniquilen sin mas, todo el conocimiento adquirido, las ganas de aplicar todo lo aprendido, el poder lograr avanzar a el siguiente nivel y hacer lo que nos apasiona en un mundo libre y participativo. Donde Luchemos con Ideas y no con Espadas.

Pienso que no hay que detenerse, debemos apostar por la creatividad y la innovación, sobrepasar la lógica, hacer de lo imposible. lo posible. El mercadólogo debe ser siempre una persona positiva, alegre y comunicativa. El marketing es una pasión, es algo que llevamos en las venas, es la visión de ver oportunidades donde otros no las ven. Somos piezas claves para superar esta crisis.

No dejes que tu mente se estanque, así no estés en un área del marketing. Infórmate, Investiga y cultiva conocimientos hoy, para que recojas frutos en un mañana. Por que tengo Fe en Díos que abra un nuevo amanecer. Así que, prepárate cada día, lucha y sacrifícate por tus ideales. No te detengas, corre detrás de tus sueños, derriba las barreras, dale riendas a tu imaginación hasta alcanzar lo que deseas. ¡Solo se fracasa, cuando se deja de intentar!

Albert Einstein expresó: Por más difícil que se nos presente una situación, nunca dejemos de buscar la salida, ni de luchar hasta el último momento. En momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento.

¡Hagamos del marketing nuestra pasión!

¡Mercadólogos en acción!

Originalmente Publicado en el Grupo de Mercadologos (URBE)

Prensa ULA/Danilo Figueroa

Entrevista a José Antonio Tinto, especialista en marketing de la ULA.-

¿Cómo aplicamos el marketing al devenir de la actual figura presidencial y el alcance de su obra de gobierno?

El marketing se encarga de acercar a los ciudadanos, mide sus aspiraciones a través de técnicas investigativas y sondeos. A partir de esta exploración, emerge el plan de acción, diseña el producto, el costo de este producto, la forma de presentarlo a los públicos con su respectivo plan de promoción. Con dichas técnicas podemos medir hasta que punto el gobierno ha venido satisfaciendo las necesidades de la gente.

Es bien sabido por nosotros, que los políticos deben aplicar, por un lado, el marketing electoral cuando están en plena campaña, tal y como ocurrio con la Enmienda y la cruzada de Chávez en sus deseos de reelegirse. Por otro lado está el marketing público con el que podemos detectar si el gobierno esta ejerciendo sus funciones de manera acertada o equivocada.

Es importante mostrar que el marketing se fundamenta en un principio de la economía del libre mercado y está consolidado en el principio de la soberanía del consumidor o ciudadano. El argumento de este principio, dentro del marketing político, se basa en que el ciudadano siempre tiene la razón y sabe lo que le conviene y lo que no. Sabe lo que es bueno y lo que no. En pocas palabras, no se puede forzar a una persona para que haga algo que no le conviene o no le interesa. Es decir, el marketing propone, intenta seducirnos, pero es el ciudadano quien tiene la última palabra. Con este principio, el ciudadano siempre termina por darse cuenta de si ha sido engañado o favorecido, y si la promesa electoral comprada es bienhechora o una estafa.

¿Cómo valora usted el manejo que ha hecho el gobierno revolucionario de su imagen, en especial la imagen del presidente Chávez?

Chávez, como Marca, nos vendió un producto, y hemos transitado diez años para comprobar la calidad o idoneidad de ese producto. En base a esto, hemos evaluado si dicho producto ha sido positivo o negativo a nuestros intereses. Las esperanzas sembradas en la satisfacción de los individuos, la podemos analizar en lo que denominamos la Línea de las Expectativas que, como ciudadanos, demarcamos en plena campaña electoral, justo cuando votamos por ese candidato. Frente a esta decisión crucial, los ciudadanos esperamos una serie de respuestas de ese político.

Si ejemplarizamos el discurso del presidente Chávez en los inicios de su campaña, donde promete recoger a todos los niños de la calle, y verlo en la más reciente aparición, en la cual asegura que ya no hay niños de la calle registrados, pues los ciudadanos nos preguntamos sobre la realidad que vive el presidente y la que vemos a diario en cada una de las ciudades del país.

Chávez nos trazó unas líneas de expectativas muy elevadas, pues aseguró que acabaría con la pobreza, la inseguridad, la corrupción. Es acá donde nos detenemos a comparar sus acciones con lo que esperábamos.

En este sentido, y después de cierto tiempo en el poder, se suscitan tres situaciones con el rango de las líneas de las expectativas. Lo primero que puede acontecer es que el producto no alcance esta línea, es decir, se produce una diferencia entre el valor que se percibe de este producto y lo que se esperaba. Es decir se produce la insatisfacción.

Una segunda fase que puede ocurrir es que algún sector poblacional crea que esas propuestas electorales han alcanzado la línea de las expectativas. En el caso de Chávez, esta percepción la tienen sus seguidores quienes opinan que si ha cumplido con lo prometido.

No obstante, tenemos que calibrar si esta percepción es real o falsa. En Marketing, nada es real, pues todo depende del color del cristal con que se vea. Vemos así, como hay gente o seguidores que aplauden al presidente simplemente por intereses de diferentes índoles. Nos preguntamos entonces si esta gente está convencida de la veracidad de las palabras de Chávez. Cuando el presidente asegura que aunque el barril de petróleo, llegue a cero dólares no nos afectará, ¿acaso esta gente, que tiene algún tipo de formación le cree?

Hay una tercera línea, donde podemos ubicar a otro estrato de seguidores de la marca Chávez y sus productos, donde la creencia es que, el presidente ha sobrepasado la Línea de las Expectativas. Para esta gente se produce un fenómeno que va más allá de la satisfacción, que denominamos “el Encanto” o enamoramiento. Es en este ámbito, en el cual la propaganda o manipulación emocional muestra sus mejores dotes. Es decir, aun cuando la marca es realmente mala, esta gente es capaz de asegurar lo contrario. Se percibe cuando nadie es capaz de contradecir al presidente ante sus eventuales errores, simplemente terminan justificándolo de una u otra forma. Para esta gente, significamos que la imagen de marca es muy fuerte.

¿Cuanto ha sido entonces el descenso del valor de la “Marca Chávez”, como producto de esta revolución?

Si hay algo que puede decirse es que Chávez ha trabajado muy bien su imagen de marca, en el caso del marketing político. El ha logrado afianzarse como marca, casi de manera universal y no cabe duda que ha sido un buen trabajo. Pero el detalle está en la forma positiva o negativa como recordamos esta marca. Indiferentemente del país en que estemos, interviene un componente emocional o actitudinal del marketing, es decir, todo el mundo conoce la marca Chávez, mas no quiere decir que todos la compran.

Pasa que usted se ha enamorado de una marca, en insiste en que esa marca es buena, cree ciegamente en esa marca, usted compra el producto de esa marca, pero llega un momento en que la marca lo decepciona. La pasión disminuye, se diluye lo que se le había vendido de manera infundada.

¿Hasta qué punto se puede violentar o engañar el principio de la soberanía del consumidor?

Usted puede engañar al cliente, en este caso, al consumidor o a los ciudadanos electores, pero tarde o temprano abrirán los ojos ante el fraude. Usted puede hacer un discurso con mucha verborrea, puede tener toda la publicidad del mundo, pero la gente es capaz de darse cuenta del valor real de esos ofrecimientos.

Cuando este principio de soberanía del consumidor se violenta, y se piensa que se puede engañar al consumidor, se genera el declive de la marca, y cada vez vemos menos seguidores de la marca Chávez. Lo más significante es que no entran nuevos seguidores a comprar la marca, en este caso nuevos electores capaces de creer en la marca.

Dentro del marketing, hablamos del ciclo de vida del producto, de la marca. Todo producto comienza con su etapa de introducción, donde casi nadie lo conoce, poco a poco la gente lo va probando. Luego entra en la etapa de crecimiento, para dar paso a la etapa de estancamiento o madurez y posteriormente se muestra la etapa del declive. Mi visión es que, Chávez en estos momentos, está en la etapa de madurez con tendencia a la declinación.

¿Cual es el reto de la oposición ante el declive de la marca Chávez?

Es en este momento la tasa de deserción de seguidores es muchísimo mayor que la entrada de nuevos. A las mayorías ya no le emociona el discurso de Chávez y es menester innovar para los consumidores. El reto de la oposición está en canalizar una marca que enamore a los ciudadanos, y pudiera estar en capacidad de captar todos esos clientes insatisfechos.

En el caso del discurso de Chávez respecto de la Enmienda, solo evocó al paquete de la Reforma Constitucional, que fue rechazado por los venezolanos. La gente ya dijo que no a un producto y volver a intentar convencer a la gente sobre algo al cual dijo que no,  fue una violación a el principio de soberanía del consumidor.  Yo creo que esta estrategia no es la adecuada, solo funcionó para sus ferviente seguidores, pero no para captar nuevos electores, ni lo que se han mantenido indecisos.

Fuente:

blogosfera.universia.edu.ve

“No podemos imaginar otro socialismo, que el que se funda sobre la base de todos los conocimientos extraídos de la gran cultura capitalista”. Vladimir Lenin

“La repetición constante del intercambio hace de él un proceso social regular”. Carlos Marx.

Si bien es cierto, que la esencia del marketing, se remonta a los primeros procesos de intercambios voluntarios, que llevaron a cabo las personas para satisfacer sus necesidades básicas y su supervivencia, no fue sino hasta principios del Siglo XX, junto a la Revolución Industrial que se adopto el marketing, como un vínculo entre la producción y el consumidor, debido a que la demanda del mercado excedía a la oferta del producto, convirtiéndose así, en un enfoque de gestión empresarial, bajo el cual la satisfacción de los clientes era el medio para el logro de los objetivos de lucro.

En este mismo periodo, Vladimir Lenin (1918), llamaba a organizar la producción y distribución sobre la base socializada de la producción como condición para el triunfo total de la Revolución Socialista. En cuanto a la “Organización y distribución de los productos”, las cuales deberían ser acompañados de minuciosa contabilidad, control, organización y disciplina laboral. Todo ello, sobre las bases de la Cultura Capitalista. Este viraje, fue causado por los excedentes de la producción campesina, obligando a Lenin, a adoptar nuevas medidas económicas para impulsar el consumo y competir con los comerciantes privados.

Por otra parte, en la Teoría del Intercambio de Karl Marx, pensador socialista alemán, describía que las mercancías no pueden ir por sí solas al mercado ni Intercambiarse ellas mismas. Para ello,  debe existir un poseedor de mercancías que intercambia la suya por otra cuyo valor de uso, satisfaga su propia necesidad. Asimismo explica, que el valor de la mercancía se convierte a través de un proceso social, en dinero, conformándose así, en un producto necesario, del proceso de intercambio, en el cual se equiparan de manera efectiva y recíproca los diversos productos del trabajo. Resaltó además, que “La repetición constante del intercambio hace de él un proceso social regular“.

Si, partimos de que el marketing, es un vinculo del  proceso de Intercambio, y que su premisa es “producir aquello que se venda y no vender aquello que se produce”, entonces el Marketing, constituye una disciplina que favorece al establecimiento de las proporciones adecuadas en la construcción del Socialismo, estudiando al consumidor como fuente de necesidades y deseos a satisfacer para planificar la producción y organizar el proceso de intercambio de manera racional. Determinando las demandas de la población, se permite planificar la distribución y el consumo de bienes materiales y fijar el grado en que podrá ser satisfecha mediante la producción.

En 1998, sobre las Bases Generales del Perfeccionamiento Empresarial impulsadas mediante decreto por el Gobierno Cubano, se incluye el marketing (Mercadotecnia) como un subsistema empresarial cuyo objetivo es “Organizar el intercambio voluntario de valor con sus clientes” y que se precise su alcance a la mercadotecnia como una filosofía de las empresas socialistas. Adoptando al cliente como el centro de su actividad y la determinación de sus necesidades y deseos constituyan el punto de partida de su actividad, se fortalecerá la correspondencia entre el objetivo de la producción y su destino natural.

Es evidente que en las economías de países capitalistas, el marketing se emplea, para promover el consumismo, aun cuando, no es posible hoy en día lograr el éxito en el mercado, sin utilizar el marketing como visión empresarial. Emplearlo con ética para influir en el aprovechamiento racional de los recursos y lograr la mayor cantidad de productos y servicios, ajustados a las necesidades y deseos de los consumidores, que permitan el crecimiento de la satisfacción de las necesidades sociales y una cultura de consumo radicalmente diferente, lo cual diferenciaría al marketing en las condiciones del socialismo.

Diseminando coexistencia del Marketing en el Socialismo, Martín Dávila expone que: “Tanto las economías de tipo capitalista, como las economías planificadas y las de tipo mixto comparten algunos problemas similares de marketing. Por ejemplo, cada una de ellas tiene problemas de distribución física; en cada una hay mecanismos para determinar las cantidades y los productos a fabricar; cada una ha de poner en conocimiento de los consumidores lo que hay disponible, y cada una ha de fijar un conjunto de precios. Por eso las técnicas de marketing pueden aplicarse independientemente del tipo de estructura política…”.

En el Socialismo, aún cuando los medios de producción son propiedad social, el objetivo directo de la producción social, resulta ser la satisfacción de las demandas de la sociedad. De la misma forma,  la finalidad de la producción no es generar ganancia a particulares, sino producir lo que se necesita y participar de manera justa en su distribución. El mercado no se ve como un escenario donde se concurre a pugnar por la conquista del mayor número de consumidores, sino más bien garantizar el bienestar y la satisfacción los miembros de la sociedad.

Nota: El uso de la palabra Marketing es aceptada, como “Anglicismo que llega a la lengua española como sustantivo masculino” desde La vigésimo Primera Edición (1992) del DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA (RAE); En Latinoamérica se emplean los términos Mercadotecnia y Mercadeo, manteniendo su esencia.

Fuentes Consultadas:

El comercio socialista de bienes; Luis Barreiro, vicepresidente de la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales

Necesidad del Marketing en las condiciones de la economía cubana. Dra. Alma D. Hernández Ruiz. Revista del Empresario Cubano. Diciembre 2002.

El Capital: crítica de la economía política. Karl Marx. Publicado por Siglo XXI, 1998.

Socialismo del Siglo XXI: La fuerza de los pequeños. Colección Temas de Hoy. MINCI

Importante: El autor permite copiar, reproducir, distribuir, comunicar públicamente la obra, realizar obras derivadas (traducción, adaptación, etc.) y hacer de ella un uso comercial, siempre y cuando se cite y reconozca al autor original.

Aún en estos tiempos, el termino marketing, sigue siendo un gran enigma para muchos empresarios, políticos, estudiantes, directivos y profesionales e incluso para los que estamos en el área. Es un termino que esta de moda utilizarlo, pero que la mayoria desconoce su verdadero significado. Usualmente las personas piensan que marketing es sólo vender y anunciar. Pero, la venta y la publicidad son parte del marketing, y además no son las más importantes.

El Marketing se basa en el análisis, planificación y desarrollo de acciones estratégicas siempre en relación al mercado. Para lograr este fin, se requieren el uso de una serie de herramientas tales como Estudios del Mercado, Estrategias de:   Productos, Promoción, Precio, Distribución, Posicionamiento, Ventas. Tácticas de Guerrilla, CRM, ATL, BTL, Social Media, Venta Personal. Comunicación y persuasión através de las relaciones públicas y la publicidad. Entre otros…

Como ves, marketing es mucho mas, de lo que pensamos; Es la aplicación de un conjunto de herramientas, que no siempre dan el mismo resultado. En el marketing no hay recetas, lo que para unos es valido para otros no. Aquí se juega mucho la creatividad y la mezcla correcta de técnicas adaptadas al Público al que nos dirigimos.

Aclarando aun más el término, Recientemente Rafael Muñiz, un especialista en el área, afirmaba que Marketing nada tiene que ver con el arte adivinatorio y de la improvisación sino que, por el contrario, es producto de la lógica, el método y el esfuerzo. Coincido con él, ya que el marketing es algo metódico, no es algo improvisado y necesita analizar muchos datos que nos permitan tomar decisiones correctas.

Para tener un Idea mas clara del marketing, he resumido las siguientes funciones del Marketing:

  • Recolectar información y analizar necesidades del mercado.

  • Diseñar productos a medida de los consumidores, que les resulten atractivos, accesibles.

  • Ganar y retener clientes para favorecer la renovación y crecimiento de las Empresas y/o productos.

  • Satisfacer o superar expectativas de los consumidores.

  • Dar respuestas satisfactorias a las demandas del mercado en cada momento.

  • Incrementar tanto la rentabilidad social como la económica de las organizaciones

No son todas, pero son las primarias. Hoy en día, para hacer buen marketing es esencial, centrar las estrategias en los clientes, y establecerlo como una filosofía empresarial, debido a que está afecta todas las áreas de la empresa y se debe trabajar en conjunto para obtener los resultados deseados. La orientación en el cliente es fundamental, porque Aumenta la Fidelidad de los Clientes, permite mantenerse un nivel competitivo en el mercado y amplia la participación. Asimismo, disminuye el margen de error al implementar acciones masivas y se logran crear productos a medidas del mercado al que nos dirigimos.

Por ultimo puedo afirmar, que si se logran entender bien las necesidades de los consumidores, e innovamos en la forma de comunicarnos con estos, desarrollaremos estrategias y/o productos de manera eficaz, y todo se venderán muy fácilmente.

Nota: El uso de la palabra Marketing es aceptada, como “Anglicismo que llega a la lengua española como sustantivo masculino” desde  La Vigésima Primera Edición (1992) del DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA (RAE); En Latinoamérica se emplean los términos Mercadotecnia y Mercadeo, manteniendo su esencia.

Fuentes Consultadas:

Microsoft Centro para Empresa

AMA American Marketing Association

Fundamentos de marketing. Philip Kotler y otros.

La Inversión en tecnologías, ayuda a las empresas pequeñas a ser más productivas, y responder con mayor eficiencia en el mercado. Siguiendo en la tendencia del manejo de Información como base para la toma de decisiones efectivas, encontré esta nota recientemente Christian Linacre, gerente de servidores y seguridad de Microsoft Latinoamérica, afirmó en una conferencia en Santiago de Chile que las empresas, y en especial las pequeñas, deben invertir en tecnologías de innovación para ser más competitivas en tiempos de crisis como los actuales.

Aclaro, que al hablar de tecnologías de innovación se dirigen más que todo a plataformas informáticas que le permita una mejor gestión de la información de la empresa y del mercado. Microsoft esta implantando un plan de financiación para empresas pequeñas para el uso de sus soluciones informáticas, que esta mas de decir que son excelentes.

Además, Linacre acoto que “Las pequeñas empresas tienen que invertir en innovación para diferenciarse y ser más competitivas, especialmente ahora”; Esta estrategias son esenciales en los tiempos de crisis económica que viven muchos países y diferenciarse es la clave para obtener una mayor porción de las ventas.

Un aspecto importante que mencionó es sobre el nuevo perfil del consumidor de hoy en día. Planteando lo siguiente “Ahora el consumidor final evalúa mejor sus decisiones (…) quien oferte un mejor servicio, más innovador y eficiente, va a ser quien gane el cliente: hoy más que nunca las empresas pequeñas tienen que innovar y gastar en esa tecnología”, indicó el representante de Microsoft Latinoamérica.

Estas declaraciones tienen como propósito impulsar sus productos, pero son palabras que se adaptan perfectamente a la realidad del mercado actual. Pienso, que hay que hacer el esfuerzo, romper paradigmas e incluir a la tecnología entre nuestros planes de mejoramientos para las empresas y junto a ellos, invertir igualmente en la capacitación del talento humano. Aún en tiempos de crisis, la solución es Invertir para poder sobrevivir en la actual crisis económica.

El crecimiento poblacional y la ambición de las empresas por conquistar un mayor mercado, han establecido un bombardeo publicitario y técnicas de ventas agresivas. Las cuales están saturando la mente de los consumidores y no se están logrando los resultados esperados. Debemos dejar de ser invasivos y acosadores, tratando de vender algo que las personas no quieren. Apostemos a ser originales, hagamos las cosas de manera diferente y obtendremos los resultados que esperamos.

Dediquemos tiempo a informarnos acerca de lo que los consumidores quieres, busquemos herramientas que nos permitan relacionarnos con ellos, saber sus necesidades y expectativas, logrando cambiar nuestra visión de ver las cosas y centrarnos en lo que realmente quieren los clientes. Generando de esta manera un conocimiento que nos dirija a diseñar estrategias a la medida de los clientes, unificando criterios y poder ejecutar acciones concretas ajustadas a la realidad, y cubrir de sobremanera sus necesidades.

Las acciones en este caso, deben ir dirigidas a atacar el lado humano de las personas, como lo es la socialización, con el fin de lograr un acercamiento y establecer una conversación amena, logrando transmitir nuestro mensaje y el deseo que sigan leales a nuestra empresa o marca. Además de alcanzar una retroalimentación acerca de lo que ellos ven bien o mal, o deseen mejorar de nuestros productos o servicios. Muchos pensarán como hago esto, si tengo miles de clientes. Hoy en día es posible aplicarlo en masa gracias a la Informática e Internet, solo tenemos que profundizar el tema.

Un ejemplo de este tipo de acciones se está aplicando en Internet por medio de las redes sociales, foros, blogs, Second Life, entre otros. También podemos, recolectar información de nuestro mercado a través de encuestas, entrevistas, Focus Group. Una vez, que recopilemos la información debemos organizarla y segmentarla, esto se logra con herramientas como el CRM (Customer relationship Management), aunque de igual forma se pueden utilizar los software informáticos de la empresa o la técnica que mejor se adapte a nosotros, lo importante es tener la información, interpretarla y tomar decisiones acertadas que nos garanticen el éxito de los objetivos planteados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.